Glorieta La Purísima

Glorieta La Purísima

Soluciones inútiles a problemas inexistentes | Vol. 01 | Glorieta La Purísima

Desde hace muchos años, más de los que se tiene memoria, los gobiernos estatales se han dedicado a gastar grandes cantidades de dinero en obras públicas con la intención de beneficiar a los ciudadanos que las utilizarán diariamente. Pero no todas las obras realizadas generan un beneficio real para las personas, muchas ni siquiera sirven para embellecer el entorno.

Por esta razón comenzamos con este espacio, en donde revisaremos las obras realizadas por los diferentes gobiernos que no tienen un objetivo definido, o que no cumplen con lo que promete su proyecto original. La intención es descubrir si solucionan problemas reales, o son solo excusas para ejercer el gasto público.

Glorieta La Purísima

Nuestro primer objetivo de análisis es la remodelación de la glorieta de La Purísima, un elemento vial que saltó a la fama gracias a su inclusión en el libro Guinness de los récords como la glorieta con más entradas y salidas de todo el mundo.

Este año, el gobierno municipal que encabeza Tere Jiménez (PAN), comenzó la remodelación de la famosa glorieta con la finalidad de hacerla más bella y permitir la entrada de peatones en ella. Si bien el proyecto resulta atractivo a primera vista, surgen más dudas que certezas sobre el mismo.

Primero. Uno de los graves problemas que tiene esta glorieta son los lugares utilizados como estacionamiento en la parte que colinda con el mercado NOMBRE. Esta parte es utilizada como área de carga y descarga por los proveedores de todas las tiendas cercanas a la zona, lo que genera un problema serio de tránsito a diferentes horas del día.

La remodelación de la glorieta no contempla esta acción, por lo que no resuelve un problema real de esta vialidad.

Segundo. El proyecto propone una zona peatonal dentro de la misma glorieta, con la finalidad de que los ciudadanos puedan acceder a ella y disfrutar de este espacio. Sin embargo, no contempla el peligro que representa cruzar hasta la parte central de la glorieta; para los peatones resultará en un riesgo mayor al ya existente.

Tercero. Según lo anunciado por las autoridades correspondientes, la nueva glorieta tendrá un juego de luces y fuentes que ayudarán a que la zona sea cada vez más atractiva para sus visitantes. Nada que decir a esto, los ciudadanos merecemos belleza. La pregunta es ¿esta glorieta estaba realmente abandonada o fea como para invertir tanto dinero en su remodelación?

Los trabajos de esta remodelación comenzaron a principios del 2018 y hubo que ralentizar su avance debido a que se encontraron vestigios de acueductos y túneles debajo de la glorieta. Ojalá este hallazgo sirva para generar conciencia en los administradores de la ciudad, para que las obras centenarias, que aún existen en la ciudad, se mantengan y preserven para el disfrute de los que vivimos en Aguascalientes y de sus visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *